Niños y pantalla: 8 consejos de higiene visual

Niños y pantalla, pantalla y niños. Parece una alianza inseparable. Y una preocupación creciente para madres y padres. Sea como sea, son nativos digitales y las pantallas ya forman parte de su vida, tanto en la escuela como en casa.

Así pues, es necesario proteger su vista de la luz azul de las pantallas y de sus efectos, pero también cuidarla cuando estudian y miran de cerca.

Desde nuestro conocimiento en optometria pediátrica y la experiencia que tenemos con los más jóvenes, en ÒPTIC Platja d’Aro queremos compartir contigo estos consejos de higiene visual para cuidar la vista de niños y adolescentes delante de la pantalla.

infants pantalla consells vista

1. Sentarse correctamente cuando el niño mira la pantalla

Los pies tienen que estar reposando en el suelo, la espalda recta y los brazos paralelos al cuerpo. Si está trabajando con el ordenador es muy importante que la pantalla esté situada ligeramente por debajo de la línea de la mirada.

Es decir, cuando mire la pantalla sus ojos tienen que estar ligeramente dirigidos hacia abajo, nunca hacia arriba.

2. Controlar la distancia de trabajo

La distància óptima recomendada es la denominada “distancia de Harmon”. Esta distancia es la que hay entre el codo y el puño cerrado. Por lo tanto, si pone el codo sobre el texto i la mejilla sobre su puño cerrado, tendrá una buena distancia de trabajo.

Evita que siga la lectura con el movimiento de la cabeza, solo con el movimiento de los ojos. En caso que le resulte difícil o no lo pueda hacer, podría indicar un problema visual.

3. Iluminación adecuada en la mesa de trabajo

Como primera opción, siempre será mejor trabajar con una buena iluminación natural antes que artificial. Cuando necesite luz artificial, lo ideal es disponer de una luz de techo y otra que ilumine directamente la zona de trabajo.

Esta última tiene que colocarse por encima de la espalda, a la izquierda si la persona es diestra, y a la derecha si la persona es zurda. Tenemos que evitar que la luz nos deslumbre o proyecte sombras o reflejos molestos.

4. Realizar descansos periódicos cuando el niño mira la pantalla

Es necesario realizar descansos programados. Para que resulte más fácil, siempre es bueno seguir la regla mnemotécnica del 20/20/20. Esto significa significa que cada 20 minutos (aproximadamente), tenemos que mirar durante 20 segundos a 20 pies (un poco más de 6 metros). De este modo, el sistema visual se relaja i disminuye la fatiga visual.

5. Hidratar los ojos cuando el niño esté frente a la pantalla

El parpadeo es un mecanismo natural de secreción lagrimal, limpieza e hidratación de la superficie ocular. Mientras estudiamos, leemos o utilizamos el ordenador, la frecuencia del parpadeo se reduce a menos de la mitad.

Por ello, muchas veces, cuando estamos concentrados leyendo, mirando una película o trabajando con el ordenador, notamos picor y lagrimeo. Esto es debido a que los ojos se secan y se inicia un proceso de lagrimeo.

Para evitar este proceso, es muy importante que el niño parpadee frecuentemente y de forma seguida, y, si es necesario, consultar el uso de lágrima artificial.

6. Incrementar la actividad en espacios abiertos

Aumentar el tiempo al aire libre y en espacios abiertos siempre será beneficioso para la vista de los niños y el funcionamiento de su sistema visual. Sobre todo ahora que el uso de la pantalla es parte de su día a día.

7. Ayudar al niño a adoptar una postura correcta frente a la pantalla

Delante de la pantalla, el niño debe evitar brillos y reflejos. Mirarla siempre sentado, con luz ambiental y no estirado y con la luz apagada. Y mantener una distancia adecuada.

8. La importancia de una dieta sana

Importante para tener una buena salud general. Para el sistema visual es importante una dieta rica en vitamina A y C, luteína, omega 3, frutas y verduras. Ejemplos: cebollas, zanahorias, brócoli, arándanos, frutos rojos, nueces, pimiento, pescado azul, etc.

Una vez ya conoces nuestros consejos de higiene visual, te queremos recordar la importancia de hacerle al niño un examen visual para que tenga un buen rendimiento escolar, y que pueda aprender y lograr todo lo que se proponga.